COMUNION N. 31: 11 Oct. - 21 Nov.
 
 

Real Congregación de Esclavos del Dulce Nombre de Maria -Comedor Ave María- IV Centenario “400 años con María, dando pan y cariño”

Este es el lema que hemos elegido para la celebración de IV centenario de la Fundación de la Real Congregación de Esclavos del Dulce Nombre de María, de la cual depende el Comedor del Ave María, ubicado en pleno centro de Madrid, muy cerca de la Puerta del Sol. Cuarto Centenario que iniciábamos el pasado día 21 de noviembre de 2011 con un desayudo muy especial para las 360 personas necesitadas que acudieron y una sencilla Eucaristía por la tarde en la Capilla del Comedor y que concluiremos el día 18 de diciembre de 2012.

Cuatrocientos años haciendo realidad el deseo de un hombre bueno, San Simón de Rojas, religioso trinitario, que comprendiendo y viviendo el Evangelio quiso hacer vida el encuentro con Dios y María sirviendo, ayudando y amando a los necesitados. Son cuatrocientos años los que han pasado desde que aquel 21 de noviembre de 1.611, en el convento de la Santísima Trinidad de Madrid, este hombre bueno, fundara la Real Congregación de Esclavos del Dulce Nombre de María, conocida popularmente como “el Ave María”, compuesta por seglares. Y trescientos noventa y tres años desde que, el 12 de diciembre de 1.618, dándose cuenta que el aceite para las luminarias a la virgen no era suficiente para vivir el mensaje de Jesús, decidió dar comida a los necesitados.

Y desde entonces, aquí estamos, al pie del cañón, cumpliendo el encargo que él nos mandó: “Dar culto a María nuestra Madre sirviendo y amando a los necesitados”. Y porque han pasado tanto tiempo y seguimos adelante con la misión encargada podemos decir que en el Comedor del Ave María se produce, mañana tras mañana, gracias a la ayuda generosa y a la colaboración de hombres y mujeres el “EL MILAGROQUE NO CESA”.

Según podemos ver en el Archivo de la Congregación en el libro de Acuerdos, “La Congregación del Ave María nace el domingo en la tarde a 21 días del mes de noviembre el año 1.611, fundada por San Simón de Rojas” (Folio 2). “La Congregación comienza con gran actividad. El P. Rojas es ministro de la casa y el P. Juan Bautista es prefecto. Se hacen las primeras reglas de la nueva institución, que son 23. El 22 de mayo de 1.613 la comunidad del Convento de la Santísima Trinidad de Trinitarios Calzados de Madrid se agrega a la Congregación. El 1 de enero de 1.614 se nombra al P. Rojas prefecto de la Congregación; tres años después, el 22 de diciembre de 1.617 se le nombra prefecto perpetuo cargo que el Santo desempeñó hasta su muerte el 9 de septiembre de1.624 (cfr. Folios 80v y 81).

La Congregación no nace para dar comidas a los pobres, sino para dar culto a María, nuestra Madre. Esta es su misión. Por eso la primera parte del lema del Centenario: “400 años con María”. Ella es la que impulsará a los miembros de la Congregación a ampliar la misión: servir a los necesitados, “dando pan y cariño”, segunda parte del lema.

Tienen que pasar siete años, para que los miembros de la Congregación se den cuenta de que “el aceite que se gasta en luminaria para la Virgen se destine a dar de comer a los pobres, lo cual será más acepto a Nuestro Señor y agradable a su Madre Santísima”.

Conscientes de ello el 18 de diciembre de 1.618 nace el Comedor del Ave María. Hasta el año 1.871 las comidas a los necesitados se dan en el Convento de los Trinitarios calzados, y desde ese año se dan en la Casa-Capilla (lugar actual) en una cocina que hizo para esa fecha un maestro de obra.

Pero hablemos del presente del Comedor Ave María que es lo que estamos viviendo como Familia Trinitaria, y es a la vez la realidad de una obra que se ha mantenido durante cuatro siglos con el mismo espíritu de su fundador. Los religiosos, religiosas y laicos con la colaboración de otros voluntarios, respondemos diariamente a la labor encomendada. Una Comisión Ejecutiva, formada por un religioso de cada Provincia Trinitaria, una religiosa de cada Instituto y un voluntario de cada grupo, es la responsable de las distintas actividades que se desarrollan en el Comedor y de la coordinación de todo el voluntariado.

El fin del Comedor es “cubrir una necesidad clara y palpable en Madrid para todas aquellas personas sin hogar o que pasan por nuestra ciudad; la necesidad básica de la manutención”. Con nuestros propios medios y en colaboración con otras Instituciones, ONG, Servicios Sociales Municipales, Samur Social, Caritas y Parroquias, intentamos prestar una atención integral a todas las personas que por unas u otras razones, se encuentran en estado de necesidad y muchas veces marginadas por la sociedad.

Partiendo de esta finalidad, tres son las actividades fundamentales que actualmente se desarrollan en el Comedor:

-La primera y la más importante el servicio diario de un desayuno caliente y un bocadillo a todos los que acuden. Actualmente a 360 personas cada mañana. El desayuno consiste en casi medio litro de café con leche o cola-cao, acompañado de galletas, o magdalenas, o bollos o sándwich y un bocadillo de fiambre, queso, mermelada… Durante el año que acabamos de terminar hemos distribuido 91.697 desayunos y bocadillos.

-La segunda, la Escucha y atención personal una vez ala semana, que consiste en asesoramiento y ayuda para resolver los problemas que estas personas puedan tener. Se atiende a todos aquellos que lo solicitan. Si nosotros no podemos solucionarles el problema que nos presentan las derivamos a otras instituciones. 500 personas atendidas el año pasado. El servicio lo llevan adelante una religiosa de Valencia y una voluntaria. A través de este servicio damos abonos transporte mensuales y bonos metro bus de 10 viajes a aquellas personas que consideramos que lo necesitan para poder buscar trabajo o comenzar a trabajar.

-La tercera, distribución de una bolsa de alimentos (galletas, leche, azúcar, cereales, natillas, arroz, macarrones y espaguetis, botes de tomate y judías verdes, legumbres…) a cinco familias cada semana, un total de 167 bolsas durante todo el año. A otras familias les hemos pagado los alimentos que compran en supermercados.

El Comedor se encuentra en un momento de mucho auge en todos los aspectos, siendo uno de los recursos importantes para los necesitados con los que cuenta Madrid.

Con relación a los medios humanos (voluntariado) hay que indicar que en ningún momento hemos tenido problemas, ya que son muchas las personas que quieren dedicar un poco de su tiempo a los demás. Hay que indicar que todos los días tenemos que decir a alguna persona que no podemos admitirla como voluntaria. Actualmente contamos con 230 voluntarios, adultos, la mayoría, y algunos jóvenes, sin contar los que vienen de forma esporádica, especialmente los sábados. Cada día de la semana participan en el servicio del Comedor entre 12 y 15 voluntarios, ya que son los que se necesitan para que el servicio del desayuno se desarrolle con normalidad. Cada día de la semana le corresponde el servicio a una de las distintas ramas de la Familia Trinitaria; los sábados a los jóvenes de nuestros colegios, parroquias, residencias... El 90% de los voluntarios pertenecen al laicado de las distintas ramas de la Familia Trinitaria.

Los jueves es el día reservado para los voluntarios adultos de la Parroquia San Juan de Mata de Alcorcón y los cuartos sábados del mes a los jóvenes.

Hay que decir que las personas necesitadas que acuden diariamente al Comedor y al Servicio de la Escucha se sienten contentas y satisfechas con la acogida y el trato que se les da, ya que entre nosotros encuentran la atención, el cariño y el respeto que la sociedad le niega muchas veces. Esto es algo importante ya que lo que siempre hemos pretendido es que el Comedor no sea solamente un lugar en el que se va a comer, sino un lugar en el que los necesitados encuentren personas que les quieran y dispuestas a ayudarles.

Mirando al futuro de la Congregación y del Comedor hay que indicar que las perspectivas son buenas, a pesar de que los necesitados vayan en aumento. Y las perspectivas son buenas porque los voluntarios, por lo que se puede observar no van a fallar ya que a todos se les ve con mucha ilusión y con muchas ganas de seguir trabajando a favor de los necesitados; y las personas seguirán ayudándonos con sus donativos.

Esto es algo de lo mucho que se podría decir en torno a esta gran obra, a éste gran milagro. Termino con las palabras de Pedro Aliaga escribirá hace unos meses y que pienso que resumen perfectamente la realidad de la Congregación y del Comedor: “El Ave María es la obra de San Simón de Rojas, que si ha llegado hasta nuestros días ha sido por la enorme fe que aquel fraile trinitario tenía, tanto en la Divina Providencia como en la generosidad de las personas. El Ave María es una obra de la Familia Trinitaria, que reza, convive y trabaja, haciendo aquello en lo que ha sido experta a través de los siglos: ayudar a quien más lo necesita, de una manera sencilla, cercana, concreta, amiga. El Ave María es el resultado de la unión de muchas personas que colaboran con sus donativos, con su trabajo, con su saber estar y hacer, para que cada mañana se produzca el milagro de cada día: el milagro de puertas que se abren para acoger y dar motivos para la esperanza, en la Casa de María, Madre de Dios y Madre nuestra”.

 

Noviciado en la Provincia de España Sur

La comunidad formativa de Antequera, perteneciente a la Provincia “Espíritu Santo” de España-Sur, ha celebrado en la mañana del 12 de Septiembre la apertura del nuevo curso de Noviciado en el contexto de la festividad del Dulce Nombre de María.

En un acto sencillo, la Comunidad junto al Padre Provincial Fr. Luis Miguel Alaminos Montealegre, han dado la bienvenida a Jacobo y Fernando, que durante este curso realizarán dicha experiencia formativa.

A la luz del Evangelio de San Juan, la Palabra de Dios invitaba a los nuevos novicios a permanecer en el Amor de Cristo, como verdaderos amigos suyos, en una labor apasionada por Dios y por los hombres.

Que la Santísima Virgen del Buen Remedio guíe vuestros pasos en este camino iniciado.

 

Professione Solenne in diverse giurisdizioni dell’Ordine

La Redazione di Comunion è felice perchè nei prossimi giorni in diverse giurisdizioni dell’Ordine si celebrerà la Professione Solenne di ragazzi che nel corso 2011 – 2012 hanno partecipato all’Anno di Preparazione per la Professione Solenne.

Il primo che ha emesso la professione è stato Fra. Carmel Gladys Ulrich Dinamona, giovane congolese della Provincia d’Italia Sud. Questo giovane ha ricevuto per tutta la vita la Regola Trinitaria dalle mani del suo provinciale, P. Nicola Rocca, nella chiesa di San Pietro Apostolo in Santa Maria Maggiore di Somma Vesuviana (Napoli) il 7 ottobre us.

La prossima data sarà il 4 novembre, giorno in cui Fra. Sergio Pereira, colombiano del Vicariato della Spagna Nord, emetterà la sua professione nella comunità di San Carlo alle Quattro Fontane (Roma).

L’ultimo in ordine di tempo sarà Fra. James Marc Adame, giovane filippino della Provincia degli Stati Uniti, che dalle mani del neo eletto Provinciale passerà a far parte in perpetuo dell’Ordine della Santissima Trinità. La cerimonia avrà luogo nella nostra comunità di Pikesville (MA) il 10 novembre.

Auguri a tutti questi fratelli e alle giurisdizioni di appartenenza.

 

Ordinazione diaconale di Francesco Prontera

La provincia della Natività della Beata Vergine Maria (Italia Sud), è lieta di annunciare l’ordinazione diaconale di Fra. Franceso Prontera, giovane gaglianese, che recentemente ha emesso la Professione Solenne nella bella parrocchia di San Rocco a Gagliano del Capo (LE). La cerimonia avrà luogo il 18 ottobre alle 18.00 presso la chiesa parrocchiale Maria Santissima Immacolata in Venosa (PT). A celebrare, Mons. Gianfranco Todisco, vescovo di Melfi – Rapolla – Venosa.

 

Ordinazione sacerdotale di Fra. Alejandro Venero Hoyo

Lo scorso 22 settembre, Fra. Alejandro Venero, giovane cantabro della Provincia della Spagna Nord, ha celebrato con gioia la sua ordinazione sacerdotale alla presenza di numerosi religiosi trinitari, sacerdoti diocesani, religiose, parenti e amici. La celebrazione, che ebbe luogo nella bellissima cornice del Santuario della Vergine Bien Aparecida, è stata presieduta dal vescovo di Cantabria, Mons. Vicente Jiménez Zamora. Il giorno seguente, il neo sacerdote ha celebrato la sua prima messa nella stessa chiesa come un sacerdote esperto. Auguri a P. Alejandro.

 

Profesión Solemne de una joven trinitaria en Perú

Liliana Romero Saldaña, natural de Cutervo en la provincia de Cajamarca en Perú, el pasado día 8 de octubre, fiesta de la Virgen del Buen Remedio, emitía su profesión solemne en el monasterio de las HH. Trinitarias de Lima.

Con sólo 16 años la joven Liliana se siente llamada por el Señor e ingresa al convento de Lima el 22 de noviembre del año 2003. Tras cuatro años de aspirantado, Liliana ingresa al postulantado el 27 de abril del año 2007. Sintiéndose segura en la llamada que el Señor le está haciendo para seguirle más de cerca, da un paso más hacia adelante ingresando al noviciado el 8 de octubre del 2007 y realizando su pofesión simple el 8 de octubre del 2009.

Así tras este caminar de nueve años en compañía del Señor y de las Hermanas Trinitarias de Lima, Liliana delante de la Virgen del Buen Remedio el pasado día 8 de octubre hacia sus votos solemnes. La misa estuvo presidida por Monseñor Raúl Chau, obispo auxiliar de Lima y concelebrada por los religiosos trinitarios de la comunidad de Lima.

Un momento muy emotivo de la ceremonia, fue el ver a la joven Liliana postrada en el suelo en el momento de las letanías y contemplar a sus dos hermanas depositando pétalos de flores sobre su cuerpo.

La joven peruana, Liliana, sabe con toda claridad a que se compromete con su “SI” en este camino de la Vida Religiosa Trinitaria contemplativa. Está plenamente enamorada de Cristo y para ella a partir de ahora no habla otro amor ni otro esposo que el mismo Cristo como ella mismo lo ha dejado impreso en su tarjeta de recordatorio: “Estoy desposada con Aquel a quien sirven los ángeles y por Él no he de admitir otro amor”.

Ante el Obispo, con fe firme, Liliana emite los votos señalando: “Yo, Sor Liliana de San José, por la profesión perpetua, quiero imitar el genero de vida virginal, pobre y obediente que Cristo escogió para sí y que abrazó su Madre la Virgen. Observaré castidad perfecta por el amor al Reino de los Cielos. Por el voto de obediencia ofrezco a Dios mi voluntad para imitar a Jesucristo que se anonadó obedeciendo al Padre hasta la muerte de cruz. Por la pobreza quiero ser en el mundo signo de Cristo pobre”.

Finalmente el obispo felicitó a Liliana por su generosidad en entregar su vida al servicio de Dios Trinidad; y también felicitó a sus padres y hermanos por esa donación que hacen de su hija a la Iglesia y a la Orden Trinitaria.

¡Felicidades Liliana y que Dios quiera que otras jóvenes sigan tus mismos pasos trinitarios!

Ángel García Rodríguez (osst)
Lima (Perú)

 

Capitolo Provinciale degli Stati Uniti

Informiamo la Famiglia Trinitaria che dall’8 al 14 ottobre, si sta celebrando il Capitolo Provinciale Ordinario della Provincia degli Stati Uniti, nel Centro di Spiritualità di Pikesville (MA), sede della casa provinciale. Gli ultimi 3 anni, il ministero provinciale è stato ricoperto da P. Edward Owens, a cui, insieme al suo staff, rivolgiamo il nostro ringraziamento per il lavoro svolto.

 

Testimonio de un postulante trinitario peruano

Una misión en la casa que fue la fuente de mi vocación trinitaria

Me llamo Edwin Neyder, soy peruano, tengo 20 años y me encuentro en el tercer año de postulantado de Lima. Mi vocación está muy relacionada con la presencia de los Trinitarios en el Muyo y Santa Rosa de donde procedo. Recuerdo que estaba finalizando la secundaria cuando empecé a pensar en mi futuro y así me preguntaba: “¿Y si yo fuera sacerdote para servir a Dios y servir a mi pueblo?”. Tras un tiempo de acompañamiento vocacional hice el primer año de aspirantado o postulantado en la casa misión El Muyo junto a los padres Catalino, Andrés y el hermano Orlando. Con ellos descubrí la riqueza de la comunidad trinitaria que comparte y sale al encuentro de los pobres, enfermos y campesinos alejados.

Ciertamente esta última Misión que hemos realizado junto al padre Catalino y mis compañeros Eder Alexi y Lucio, me ha marcado mucho en mi vida. Cuando me comunicaron que íbamos de misión al Muyo, me llené de alegría por volverme a encontrar con esa casa que fue donde inicié mi seguimiento vocacional. De nuevo me iba encontrar con la exuberante naturaleza de la selva y con la humilde gente campesina de mi tierra.

Misionar es compartir la fe y la vida con los pobres

Empezamos la misión en el caserío de Soldado Oliva en donde la gente se llenó de mucha alegría al llegar a ellos. Aquella tarde fue una familia muy sencilla y pobre la que compartía con nosotros la cena. En aquellos rostros pobres pero muy felices, me dí cuenta que la gente estaba sedienta de Dios. De ahí fuimos a visitar varios caseríos. El trayecto para llegar a estos pueblos alejados no era fácil, había que caminar más de dos horas azotados por el calor del sol. El camino era de barro, y la lluvia era amenazante; pero no nos podíamos detener pues nuestro objetivo de la misión era compartir la fe y la vida con esas familias campesinas; era también llevar un mensaje de esperanza a las familias humildes y sencillas.

Día a día fui descubriendo en la Misión que el creer en Dios y compartir la fe con los campesinos, nos hacía semejantes y hermanos de ellos. No pueda olvidar aquella gran concurrencia y respuesta de los niños que se acercaban corriendo y felices hacia nosotros. En estos días he entendido que “la misión es llevar a Jesús a los corazones humanos necesitados de escucharlo”. ¡Ojala que los Trinitarios puedan volver de nuevo al Muyo u a otro lugar misionero de Perú!

Edwin Neyder
Postulante trinitario
Lima (Perú)

 

Novedades del Secretariado Trinitario
Pascua de Jesús, Pueblos Crucificados Antropología mesiánica de Jon Sobrino Enrique Gómez García
Koinonía 48 (776 pp. - PVP 40,00 €)

La actual crisis financiera no sólo manifiesta la insensibilidad de los mercados, sino que acentúa la inconsistencia de la política, la debilidad de lo social y la degradación de lo humano. Acertadamente Benedicto XVI exclama que la cuestión social se ha convertido hoy en una cuestión antropológica y que, más que nunca, “el anhelo del cristiano es que toda la familia humana pueda invocar a Dios como Padre nuestro”. Desde El Salvador, uno de tantos países olvidados, Jon Sobrino reivindica durante decenios este anhelo profético-utópico, sensible a las devastadoras consecuencias de la globalización neoliberal para la familia humana y consciente de la aportación evangélica para revertir las reinantes crisis de inhumanidad y desfraternización. El presente estudio analiza la expresa preocupación antropológica y social del autor ante tal situación y desarrolla su propuesta de solución desde los gérmenes de humanidad y de fraternidad enunciados en el mensaje del Reino y patentes en la manera de vivir ya como resucitados en la historia, bajando de sus cruces a los aún crucificados.

Enrique Gómez García, religioso agustino recoleto, cursó sus estudios teológicos en el Instituto Teológico de San Esteban y en la Universidad Pontificia de Salamanca, por la que se licenció y doctoró en Teología Dogmática. De 2002 a 2006 impartió Historia de la filosofía española en el Instituto antes referido. Actualmente preside el Instituto de Espiritualidad e Historia de su Orden, forma parte del consejo de redacción de las revistas Estudios Trinitarios y Recollectio. Ha publicado en diversas revistas artículos centrados en el pensamiento agustiniano y en la teología de la liberación, así como un buen número de reseñas bibliográficas. En nuestra editorial ha publicado Jesús entre los jóvenes (2003).

--------------------------------------

Presentación

A las puertas del Año Jubilar Trinitario de 2013 (centenarios de la muerte del fundador San Juan de Mata y del reformador San Juan Bautista de la Concepción) acogemos con alegría esta obra sobre la identidad carismática de la Orden Trinitaria en nuestros días. Es un libro que nos ayuda a comprender mejor, en su unidad y armonía interna, la belleza y la actualidad del carisma que el Espíritu Santo concedió hace ocho siglos al Fundador para el bien de la Iglesia y que el Reformador revitalizó actualizándolo hace cuatro siglos. El autor ofrece todas las garantías requeridas de seriedad y rigor en el trabajo realizado. En efecto, nuestro hermano fray Juan Pujana lleva décadas ocupándose de temas relacionados con la espiritualidad trinitaria, centrando su interés sobre todo en el conocimiento de nuestros padres San Juan de Mata y San Juan Bautista de la Concepción. La obra carismática y literaria del Reformador es el campo que ha absorbido la mayor parte de sus esfuerzos investigadores. Mi sincero agradecimiento por este trabajo de amor entrañable a nuestros padres Juan de Mata y Juan Bautista de la Concepción y al carisma que ellos nos han transmitido.

En el mundo globalizado y posmoderno en el que vivimos, acosados permanentemente por fuerzas poco o nada evangélicas, estamos expuestos a perder el sentido genuino y profético de nuestra opción vocacional. La dispersión apostólica, la pérdida de significatividad, el debilitamiento espiritual, la mundanización son riesgos en los que fácilmente caemos cuando en nuestra mente y en nuestro corazón se desdibuja nuestra identidad espiritual. La vivencia de esa identidad depende fundamentalmente de nuestra respuesta personal a Cristo en docilidad a las mociones interiores del Espíritu, pero, para que ello se haga efectivo, todos necesitamos alimentar una conciencia viva de los contenidos y las exigencias de nuestra vocación. La praxis reclama lucidez en las ideas y en los proyectos. Esto último es cuanto nos facilita el libro.

En la Regla de San Juan de Mata y en las constituciones actuales de la Orden encontramos ya todos los elementos que concurren en configurar nuestra identidad espiritual. Sin embargo y a pesar de ello, no nos suele resultar fácil conjugar esos elementos en una visión unitaria de nuestro carisma y menos aún asumirlos como una única opción de vida en el seguimiento de Cristo. De hecho, solemos buscar que alguien nos ilumine para no errar el camino de la fidelidad creativa que hoy nos marca el Espíritu Santo en consonancia con las pautas de la Iglesia y los signos de los tiempos.

En mis visitas a las distintas jurisdicciones de la Orden y en mis encuentros personales con los religiosos observo que, no obstante los hermosos documentos producidos por los capítulos generales y provinciales y los estudios publicados, sobre todo a partir del concilio Vaticano II, aún falta en muchos hermanos una visión clara de la propia identidad trinitaria, una visión interiorizada capaz de orientar la conducta diaria. He notado en particular la dificultad que se siente para vivir armónicamente, como una única opción vocacional, los distintos aspectos contemplados por las constituciones: experiencia de la Trinidad unida a las tareas apostólicas (ministeriales y sociales); la oración comunitaria relacionada con la vida fraterna y el trabajo; la vida sacramental, las actividades externas y la ascesis interrelacionadas; etc. Si el centro y el motor de todo lo que hacemos no es la experiencia profunda de la Trinidad redentora, si vivimos desligados de esa fuente, caemos en ciertos defectos, hoy, por desgracia, bastante frecuentes: activismo, mediocridad, dispersión…, o por el lado contrario, evasión de responsabilidades, intimismo, espiritualismo desencarnado…

En su amplia introducción, el autor expone con detenimiento la finalidad, el contenido y el método de su trabajo. Se ha esforzado por actualizar la visión del carisma trinitario a la luz de las indicaciones del magisterio eclesiástico y de las expectativas de la sociedad. No es fácil abordar con rigor una cuestión tan decisiva como la identidad espiritual de un instituto. Creemos que Juan Pujana lo ha conseguido. En efecto, se constata que no improvisa sus consideraciones y propuestas, tal vez con la intención de producir un libro oportunista al socaire del Año Jubilar Trinitario. Se percibe que detrás de esta obra hay muchas horas de estudio y reflexión. Como no podía ser de otro modo, el autor se inspira en las orientaciones de la Regla primitiva y de la tradición de la Orden, sobre todo del santo Reformador, y en sus planteamientos se atiene a las enseñanzas más recientes de la Iglesia y de los teólogos de la vida consagrada, así como a las publicaciones de estudiosos trinitarios aparecidas en la etapa posconciliar. Todo ello iluminado y entretejido con el análisis exhaustivo de las actuales constituciones.

Hay novedades en el contenido y en el enfoque del estudio que concurren en mostrar la belleza y la fuerza profética de la identidad trinitaria en nuestros días. El autor ha sabido focalizar todos los aspectos de la identidad trinitaria en la experiencia de la Trinidad redentora, fuente y forma unificadora de toda nuestra vida. Así, por ejemplo, hace ver la conexión y la interacción entre la oración, la vida fraterna y la misión redentora como partes integrantes de la consagración. Pone de relieve la opción preferencial por los pobres cual expresión genuina de la peculiar consagración a la Trinidad. Analiza la dimensión presbiteral de la Orden. Muestra la aportación sustancial que los trinitarios estamos llamados a ofrecer al mundo en el contexto de la nueva evangelización.

Novedoso es también el enfoque del escrito. Hace pocos meses, en 2011, el Secretariado Trinitario de Salamanca ha publicado la obra póstuma del P. Ignacio Vizcargüénaga “Carisma y misión de la Orden Trinitaria”, precioso legado de quien fuera pionero de la renovación de la Orden y de la investigación de nuestro patrimonio durante la época posconciliar. Podría parecer que este nuevo libro de Juan Pujana redunda innecesariamente en el mismo tema, pero no es así. Creemos que las dos obras son complementarias e igualmente importantes para conocer a fondo nuestra identidad en la Iglesia. Como se sabe, el P. Vizcargüénaga hace un recorrido por la historia de la Orden detectando en ella los elementos característicos de nuestra misión. El P. Pujana, no sin antes dirigir oportunamente su mirada a la Regla primitiva, se centra más bien en el análisis doctrinal de los aspectos identificadores de nuestra espiritualidad hoy, mostrando en especial la cohesión interna de todos ellos. En este sentido, los dos libros son recomendables a los trinitarios –y me atrevo a decir, a todos los miembros de la Familia Trinitaria– en estos momentos tan cruciales como esperanzadores de nuestra historia.

No me queda sino exhortar vivamente a mis hermanos trinitarios a leer esta obra, haciendo de ella también objeto de meditación y de oración. Objeto de meditación y oración –no solo de lectura– con el fin de reabrazar interiormente, con pasión, el extraordinario carisma que nos distingue y que tiene que ser vivido de forma renovada en nuestros días. En la tarea de la nueva evangelización a que nos convoca la Iglesia, los trinitarios hemos de situarnos en primera fila, como nos recuerda Juan Pujana, pues el mundo necesita sobre todo conocer y acoger el misterio de Dios Trinidad, fuente de amor y redención.

Fr. Jose Narlaly, osst.
Ministro General de la Orden Trinitaria

Roma, 8 de junio de 2012
Fiesta de San Miguel de los Santos

 

Cumpleaños y Efemérides
11 de octubre al 21 de noviembre de 2012.
Felicidades

11 P. Rodrigo Dallos, Vicariato España Norte, nacido en Cúcuta (Colombia) en 1959
Fra. Eduardo Burga Cervantes, Vicariato España Sur, nacido en Morán Alto (Perú) en 1977

12 P. Wilfredo Echevarría, Vicariato España Norte, nacido en Aguada (Puerto Rico) en 1954
50 aniversario de la Profesión Solemne del P. Fidel Achicallende Zubizarreta (España Norte)
50 aniversario de la Profesión Solemne del P. Ramón Garay Chinchurreta (Vicariato España Norte)

14 P. Oscar Alexander Chacón, del Vicariato de España Norte, nacido en Bogotá (Colombia) en 1979
Fray Jean Alain Ratahiriririna, de la Provincia de Madagascar, nacido en Ambositra en 1987

15 Las Trinitarias de Valence recuerdan la agregación a la Orden Trinitaria en 1847

16 P. Pierrot Romuald Razafimampandry, de la Provincia de Madagascar, nacido en Andapa en 1965

17 P. Thierry Knecht, Consejero General, de la Provincia de Canadá, nacido en Mulhouse (Francia) en 1965
P. Emilio Carreto, de la Provincia de España Sur, nacido en Vitigudino (Salamanca) en 1947
Las Hermanas Trinitarias de Roma recuerdan la celebración del primer Capítulo General (en Roma) y la unión de las casas del Instituto.

18 P. Yves Plourde, de la Provincia de Canadá, nacido en Montréal en 1924
Fra. Sylvain Cléodas Randriamiaratsoa, de la Provincia de Madagascar, nacido en Antsirabe en 1983

19 P. Pierre Ramananandro, de la Provincia de Madagascar, nacido en Ankadinondry-Sakay en 1962
P. Thomas Joseph Burke, de la Provincia de Estados Unidos, nacido en New Castle (PA) en 1951
Fra. Piotr Pytel, de la Provincia de Italia Sur, nacido en Limanowa (Polonia) en 1982

22 P. Italo Gasbarri, de la Curia General, nacido en S. Pietro Romano (Roma) en 1923
Fra. Anaclet Nkenda, de la Provincia de Italia Sur, nacido en Kionsoundi (Congo) en 1972
Fra. Jacky François Rakotomalala, de la Provincia de Madagascar, nacido en Ampangabe en 1982

23 FIESTA DEL SANTÍSIMO REDENTOR
P. Javier Carnerero, Procurador y Postulador General, de la Provincia de España Sur, nacido en Madrid en 1968
P. José María Ledesma, de la Provincia de España Sur, nacido en Aldeadávila de la Ribera (Salamanca) en 1948
Fra. Fabien Victor Fanantenana Andrianjaka, de la Provincia de Madagascar
50 aniversario de la Profesión Solemne del P. Vicente Benito Burgos (España Sur)

24 P. Antonio Sima N’Guere, de la Provincia de Italia Sur, nacido en Ngolensorg-Akurenam (Guinea Ecuatorial) en 1966

25 P. Mario Maggi, de la Curia Genera, nacido en Secinaro (L'Aquila – Italia) en 1933
P. Kurt Klismet, de la Provincia de Estados Unidos, nacido en Kenosha (WI) en 1965
Fra. Emile Forget, de la Provincia de Canadá, nacido en St-Élisabeth de Joliette en 1922
Fra. LEE, Gee-Moon (Guillaume), de la Provincia de España Sur, nacido en Seoul (Corea) en 1958

28 P. James Day, de la Provincia de Estados Unidos, nacido en Philadelphia (PA) en 1945
P. Jesús Domínguez, de la Provincia de España Norte, nacido en La Coruña en 1927
P. Carlos Cantón, de la Provincia de España Norte, nacido en Quintanilla del Valle (León) en 1952

29 P. Ange Mampouya Ma Lwanga, de la Provincia de Italia Sur, nacido en Brazzaville (Congo) en 1951
P. Pablo Ignacio Orozco, de la Provincia de Italia Norte, nacido en San Luis Potosí (México) en 1971
Fra. Romeo Flavien Gaïeul Randrianasolo, de la Provincia de Madagascar, nacido en Antananarivo en 1986

31 P. Conrado Pérez, de la Delegación de México, nacido en Guadalajara (Jalisco) en 1940

1 P. José Miguel Zudaire, del Vicariato de España Sur, nacido en Mues (Navarra – España) en 1937
P. Bernard-Marie Geffroy, de la Provincia de Canadá, nacido en Rennes (Francia) en 1953
P. Roy Kurian Kalachali, de la Provincia de Estados Unidos, nacido en Murickassery (India) en 1970

2 P. Saverio Murano, de la Provincia de Italia Norte, nacido en Campana (Cosenza) en 1937

3 P. Josef Brand, perteneciente a la Curia General, nacido en Niederkunzendorf (Polska) en 1941

4 SAN FÉLIX DE VALOIS
P. Gilbert Etienne Ramanantosa, de la Provincia de Madagascar, nacido en Alatsinainy-Bakaro (Antananarivo) en 1965.
Las Hermanas Trinitarias de Madrid recuerdan el nacimiento de la Madre Fundadora, la Sierva de Dios Marianna Alsopp Manrique, en Tepic (México).

5 P. Domingo Conesa Fuentes, de la Provincia de España Sur, nacido en El Toboso (Toledo) en 1952.
P. Antonio Aurelio Fernández Serrano, de la Provincia de España Sur, nacido en Córdoba en 1965.

6 BEATO MARIANO DE SAN JOSÉ Y COMPAÑEROS MÁRTIRES

7 Fra. Hervé Michel Hiandry Herimandimby, de la Provincia de Madagascar, nacido en Andilamena en 1974.

8 P. Eduardo Izaguirre Ruiz, de la Provincia de España Norte, nacido en Laredo (Cantabria) en 1929.
P. Luiz Gustavo Da Silveira, de la Provincia de Italia Sur, nacido en Sâo Paulo (Brasil) en 1962.

10 P. Juan Antonio Pérez, de la Provincia de Estados Unidos, nacido en Ciudad de México en 1958.
Fra. Victor Hugo Pedraza Espitia de la Provincia de Italia Norte
Fra. Alain Pierre Heritanjamirindra Rakotoniaina de la Provincia de Madagascar

11 P. Dairo Hernando Arboleda, del Vicariato España Norte, nacido en Liborina (Antioquia – Colombia) en 1973
Fra. Hermann Solofotahiana Fanantenana Ramaroson Ranjavatosoa, de la Provincia de Madagascar, nacido en Imerintsiatosika en 1983

12 Fra. Maximilien Tsirahonandresy Daudet Maherisoa, de la Provincia de Madagascar, nacido en Fahiza (Ambositra) en 1981

13 Fiesta de todos los Santos de la Orden
P. Matteo Santamaria, de la Provincia de Italia Norte, nacido en Monte Sant’Angelo (Foggia) en 1946
P. Gregorio Elizalde, de la Delegación de México, nacido en Mexticacán (Jalisco) en 1968
P. Félix Bohórquez, del Vicariato España Sur, nacido en Lima (Perú) en 1959
P. René Randriamanampisoa, de la Provincia de Madagascar, nacido en Soanindrariny (Antsirabé) en 1973

14 Conmemoración de todos los difuntos de la Orden
P. Isidoro Murciego, de la Provincia de España Sur, nacido en Laguna de Negrillos (León) en 1945
P. William Sullivan, de la Provincia de Estados Unidos, nacido en Williamsport (PA) en 1945

16 Fra. Marcellin Herisoa Ratotozanany de la Provincia de Madagascar

18 Fra. Diljo Jose Chandy del Vicariato de la India
Fra. Rolland Mamitiana Ratolojanahary de la Provincia de Madagascar

19 P. Mario Castiglione, de la Provincia de Italia Norte, nacido en Melito (Nápoles) en 1949

20 P. Jean-Marc Carbonell, de la Provincia de Canadá, nacido en Belfonds (Francia) en 1954
P. Joachim Randrianasolo, de la Provincia de Madagascar, nacido en Ambatolampy en 1956

21 P. Angel Luis Martín, de la Provincia de España Sur, nacido en Velada (Toledo) en 1951
P. Anthony Mathai Pullukatu, del Vicariato de la India, nacido en Changanachery (Kerala) en 1973
Fr. Richard A. Giner, de la Provincia de los Estados Unidos, nacido en Filipinas en 1979